viernes, 12 de septiembre de 2008

Aquí estoy yo

¿Qué tal, internautas? Sé que éste sólo supondrá para vosotros un Blog más, pero vamos, me apetece presentarme y decir lo que pone en el título: aquí estoy yo. Podéis llamarme La Rebelde de los Libros, y ahora supongo que os preguntaréis con toda justificación que de dónde viene este nombre. Pues bien, os lo diré:
Todo empezó el día que cierto escritor que responde a las iniciales A. M. declaró en una entrevista (a la que me habría encantado asistir) que en el futuro leer sería un acto de rebeldía. Aquella frase me llegó, y aunque siempre me ha encantado leer, desde que leí aquella frase me gusta leer todavía más, porque me doy cuenta de que la mayoría de la gente pasa olímpicamente de los libros (y ya no digamos de las bibliotecas), y es realmente una pena, porque se pierden un mundo lleno de sorpresas, de misterios y de otros muchos mundos, los que están dentro de los libros.
Pero en fin, espero que un día se dignen a dar el primer paso y comenzar a adentrarse en el mundo de las letras impresas. Ya no sólo porque se viven muchas vidas leyendo, sino porque también, de hecho, se ha demostrado que leer mucho alarga la vida, biológicamente hablando.
A través de este Blog, intentaré recomendar algunos buenos libros que he tenido la suerte de haber tenido en mis manos, y así propagar la Rebeldía entre quienes se encuentran frente a la pantalla del ordenador.
Para terminar, sólo me queda añadir un proverbio árabe que se ha convertido en uno de mis favoritos:
"Una hora de lectura es una hora robada al
Paraíso"
Hasta la próxima página,
La Rebelde de los
Libros

1 comentario:

Lawliet's girl dijo...

Me encanta tu blog, chica rebelde. Ya era hora que alguien se decidiera a hacer una propuesta tan sincera y a la vez tan rebelde como bien has dicho, y me consta que nadie mejor que tu para hacerlo.

Sé por experiencia que todos los libros que me has recomendado han merecido la pena, y por eso espero seguir atentamente tus consejos.

Un beso y un buen libro para ti, chica rebelde.